Arreglar una ducha con fugas

Una pregunta común que muchos propietarios de casas realizarán en algún momento es la de cómo arreglar una ducha con fugas. Es habitual pensar que la culpa es del instalador en vez de los productos empleados. De hecho, en un alto porcentaje esta es la causa de las duchas o baños con fugas. Al instalar el plato de ducha, normalmente se sella con silicona convencional. Aquí reside el problema. La silicona tiene en su naturaleza la acción de encoger con el tiempo causando el problema de fugas en la ducha. Con cambios constantes de temperatura y una continua exposición al agua, la silicona perderá su fuerza adhesiva y se producirán fugas en la ducha.

La única solución a este problema es CT1, el eliminador de la lista de fallos. CT1 NO es silicona sino un excepcional polímero híbrido para un sellado y una unión definitivos. ¿Por qué es CT1 tan eficaz a la hora de solucionar un problema de fugas en la ducha? Primero, porque puede aplicarse en condiciones húmedas incluso bajo el agua, así que una vez aplicado, se sella inmediatamente. Segundo, porque goza de una increíble capacidad de unión que no se modificará con los cambios de temperatura o una continua exposición al agua. Tercero, porque permanecerá flexible permitiendo la expansión y la contracción sin que afecte al sellado.

Prevenir es siempre menos caro que curar.

CT1 es esa prevención para las fugas en el baño o la ducha. © Derechos de autor.