La nueva generación de fijaciones y sujeciones químicas

Power Grab n Bond ha irrumpido en el mercado de las fijaciones y sujeciones químicas de la misma manera que el teléfono móvil lo hizo en el de las telecomunicaciones. Las sujeciones químicas han sido la única opción de los operarios durante muchos años para numerosas aplicaciones industriales

El uso de las fijaciones químicas comenzó cuando las necesidades de carga empezaron a ser superiores a las que las fijaciones mecánicas podían soportar. Así, mediante el desarrollo de un producto químico que se endurecía alrededor de la fijación mecánica formando una cápsula, en teoría se aumentaba considerablemente la fuerza de resistencia de dichas fijaciones.

Esto se podía conseguir mediante la penetración de los adhesivos químicos en el cemento, con su posterior curación, pero al mismo tiempo también se produciría una penetración y unión a la fijación metálica. Este método de fijación mecánica o anclaje químico, como se le conoce más habitualmente, fue una solución de fijación durante muchos años. Sin embargo, al igual que cualquier tecnología que se queda desfasada, las fijaciones químicas presentan algunas desventajas. En primer lugar, es necesario taladrar el sustrato y, con materiales como mármol y granito esto no es tarea fácil; en segundo lugar, es necesario asegurarse de que se elimina todo el polvo completamente, o de lo contrario los adhesivos químicos no unirán; y en tercer lugar, el mismo tipo de fijación química no servirá para todas las aplicaciones, existen numerosos tamaños diferentes de pernos de anclaje para multitud de usos.

Después de una amplia investigación y desarrollo, C-Tec (la empresa del CT1) ha desarrollado una nueva generación de fijaciones químicas para sustituir las fijaciones y sujeciones habituales, y presentan el increíble Power Grab n Bond.

Power Grab n Bond tiene una formulación con un polímero híbrido único y su proceso de curado se ha diseñado durante el proceso de fabricación para crear un agarre instantáneo sin parangón en el mercado. Este producto es lo último en fijaciones, ¿puede imaginarse coger un placa de cemento de entre 9 y 10 kg, aplicar cordones de Power Grab n Bond, y ser capaz de fijarla sobre una superficie vertical sin apoyos y sin que resbale? Es increíble. La unión es más fuerte que el material de base y es capaz de resistir choques, impactos, vibraciones y las inclemencias climatológicas, a diferencia de otras fijaciones químicas.

Si consulta algunas de nuestras páginas de artículos o la sección de testimonios, encontrará información más detallada acerca de cómo Power Grab n Bond es lo último en soluciones de fijación. Muchos de nuestros clientes comerciales, que son proveedores de fijaciones y sujeciones, están promocionando activamente y vendiendo Power Grab n Bond como la nueva generación de fijaciones a sus clientes comerciales.

SI NECESITA FIJACIONES O SUJECIONES, PRUEBE POWER GRAB N BOND