Sellante marino

Recientemente se han producido unas innovaciones espectaculares en el uso de sellantes marinos. Históricamente, han existido varios tipos de sellantes que se han considerado marinos, cada uno de ellos para usos específicos. Por poner algunos ejemplos, algunos tenían que ser flexibles, otros no, Algunos se tenían que poder pintar, otros tenían que ser resistentes al agua salada o a los hongos, etc. Sin embargo, todos ellos necesitan una superficie de aplicación limpia y seca. Por eso, hacía falta un sellante marino que pudiera sustituir a todos los demás, que se pudiera aplicar en superficies húmedas, incluso bajo el agua, resistiera el crecimiento de hongos, permaneciera en buen estado tras una exposición continuada al agua salada, se pudiera pintar, siguiera siendo flexible y presentara una elevada resistencia a los rayos ultravioleta y a combustibles de motores. Pues bien, ya está aquí el CT1, el eliminador de la lista de fallos, lo último en sellantes marinos. CT1 es un polímero híbrido único, sin disolventes, y con la garantía de que nunca encoge. CT1 también servirá como excelente adhesivo en barcos, para unir materiales como madera, corcho y todos los metales incluido el plomo, poliéster, fibra de vidrio, gelcoat, la mayoría de plásticos, ofreciendo una versatilidad sin fin, como sellante y como adhesivo para la construcción.

¡CT1, lo último en sellantes marinos! © Derechos de autor.